Existen innumerables razones por las que tu PC puede no estar completamente optimizada para los juegos, como controladores antiguos o problemas de malware.

Un FPS bajo no proporciona una experiencia de juego confortable, por lo que es importante saber por qué los fotogramas no son tan elevados como deberían ser.

Afortunadamente, hay muchas formas de optimizar tu computadora para jugar, sea cual sea el problema.

Uno de los puntos de referencia más comunes utilizados para medir el rendimiento gráfico de un videojuego son los FPS (Fotogramas Por Segundo)

La velocidad de fotogramas en un videojuego refleja la frecuencia en la que puedes ver una imagen en la pantalla y cómo se actualiza para producir la imagen resultante y el movimiento / animaciones de simulación. El FPS se mide con frecuencia en la velocidad de fotogramas por segundo.

Hay muchos factores que influyen en la determinación de la velocidad de fotogramas de un videojuego, pero como sucede con muchas cosas en el mundo de la tecnología, cuanto más alto o más rápido sea un factor de medida, mucho mejor.

Las bajas tasas de fotogramas en los videojuegos darán lugar a una serie de problemas que pueden ocurrir en los momentos más inoportunos.

Los ejemplos que pueden ocurrir con velocidades de cuadro bajas incluyen movimientos entrecortados o titubeantes durante las secuencias de acción que implican muchas animaciones / movimiento, como pantallas congeladas que dificultan la interacción con el videojuego y muchas otras características.

Las preguntas frecuentes sobre la velocidad en FPS detalladas a continuación, proporcionan respuestas a algunas preguntas básicas sobre las tasas de fotogramas de los videojuegos que una tarjeta de video para PC gaming puede ofrecer, cómo medir los fotogramas por segundo y los diferentes ajustes y herramientas que pueden utilizarse para mejorar FPS y el rendimiento general de los gráficos.

fps


Cómo hacer que los juegos se ejecuten más rápido en la PC

Los juegos de PC tienen muchos beneficios sobre las consolas, como gráficos de mayor calidad y la capacidad de instalar mods, pero también depende de ti asegurarte de que tu computadora esté optimizada para obtener el mejor rendimiento.

A diferencia de las consolas donde los desarrolladores conocen el hardware exacto para el que están desarrollando, existe una gran cantidad de configuraciones de PC diferentes que un jugador puede tener.

Los juegos de PC nunca estarán tan optimizados para tu hardware específico, ya que los desarrolladores simplemente no pueden probar todas las configuraciones posibles.

Dado que los sistemas operativos de consola están diseñados para ejecutar solo videojuegos y algunas aplicaciones simples, pueden ser mucho más eficientes con los recursos.

👉 Analiza más en detalle las placas gráficas AMD más recomendadas

Puede hacer mucho más en las PC, eso significa que hay mucho más potencial para que otros programas roben potencia de procesamiento y reduzcan el rendimiento de los videojuegos.

Los ejemplos comunes que pueden ralentizar tu PC incluyen demasiados programas en segundo plano en ejecución, problemas de malware o virus y discos duros obsoletos. Abordar estos problemas con prioridad pueden ayudar a aumentar la velocidad del juego.

Si bien reparar una PC lenta puede mejorar su rendimiento en general, también hay actualizaciones para juegos que ayudarán a aumentar el FPS.

Sigue leyendo para obtener más información sobre los FPS y cómo aumentarlos para obtener el mejor rendimiento en tus juegos favoritos.

¿Qué es un FPS bajo y por qué ocurre?

Cuando los juegos se muestran en tu pantalla, consisten en una secuencia rápida de imágenes, muy parecidas a los videos. Estas imágenes se denominan marcos y son creadas por la tarjeta de video usando los datos que recibe del programa de juegos que se ejecuta en la PC.

El número de fotogramas que muestra tu monitor en un segundo se denomina velocidad de fotogramas o fotogramas por segundo, de ahí las siglas FPS.

Si bien los videos generalmente se ejecutan aproximadamente a 24 FPS, los juegos que se ejecutan a esta velocidad se verán irregulares y no responderán fluidamente.

Esto se debe principalmente a algo conocido como ‘Desenfoque de movimiento’. Al filmar a 24 FPS, una cámara de película tomará 24 fotos en un segundo, pero la lente permanecerá abierta el tiempo suficiente al tomar cada foto para que cualquier objeto en movimiento se vuelva ligeramente borroso.

Esto hace que los objetos parezcan moverse suavemente al siguiente fotograma. Por otro lado, un videojuego, mostrará los objetos del juego exactamente donde están, sin desenfoque de movimiento o solo con un efecto especial de desenfoque de movimiento. Esto hace que parezca que están saltando de un fotograma al siguiente.

Encontrar tu FPS actual

Si no sabes a qué cantidad de FPS se está ejecutando un juego, hay un par de formas de averiguarlo:

  • Muchos juegos de PC tienen una opción en su propio menú de configuración para gráficos y cómo mostrar FPS
  • Si usas Steam o GeForce Experience, ambos tienen configuraciones para mostrar FPS
  • También puedes usar Fraps para mostrar FPS en cualquier videojuego

¿Cuál es el FPS óptimo?

Generalmente se dice que el estándar para un buen FPS es 60, no solo porque los juegos que se ejecutan a esa velocidad de fotogramas se verán fluidos, sino también porque los monitores estándar funcionan a 60 Hz.

Hertz, o la Frecuencia de Actualización de un Monitor, es la cantidad de imágenes que el monitor puede mostrar en un segundo.

Hacer que un juego se ejecute a un FPS más rápido que la frecuencia de actualización del monitor no proporciona ningún beneficio adicional, ya que el monitor no podrá mostrar los fotogramas adicionales. Por ejemplo, un juego que se ejecuta a 90 FPS solo podrá mostrar un máximo de 60 FPS en un monitor de 60 Hz.

Si bien 60 Hz ha sido el estándar durante años, muchos monitores de juegos nuevos ahora tienen frecuencias de actualización más altas, como 120 Hz o 144 Hz.

Si compras o montas una PC con un monitor de alta frecuencia de actualización, aumentar tus FPS será aún más valioso porque tu monitor podrá mostrar los fotogramas adicionales, creando una experiencia de juego aún más fluida.

¿No conoces los Hz de la pantalla de tu monitor o computadora portátil? Sigue estos pasos para averiguar la frecuencia de actualización en Windows 10:

  • Presiona la tecla de Windows (generalmente entre CTRL y ALT del teclado) para abrir la ‘Configuración de Windows’
  • Haz clic en ‘Sistema’

Configurar el sistema en Windows 10

  • Desplázate hacia abajo y haz clic en ‘Configuración de pantalla avanzada’

Configuración de pantalla avanzada en Windows 10

  • Verás la frecuencia de actualización y resolución de la pantalla de cada pantalla o monitor

Frecuencia de actualización en Windows 10

(En versiones anteriores de Windows, encontrarás esta información en ‘Panel de control’ > ‘Apariencia y personalización’ > ‘Ajustar resolución de pantalla’ > ‘Configuración avanzada’ > ‘Monitor’)

Una vez que sepas tanto la frecuencia de actualización de tu monitor como el FPS que estás obteniendo en tus juegos favoritos que juegas, sabrás cuánto podrás aumentar los FPS antes de que tu monitor lo limite.

Anota los FPS en este punto para saber si algo ha cambiado una vez que hayas tomado medidas para aumentarlo.

¿Por qué los FPS son tan bajos?

Hay muchas cosas que pueden contribuir a un bajo rendimiento en los juegos. Estos son solo algunos ejemplos:

  • Controladores obsoletos
  • Tarjetas gráficas viejas o lentas
  • Otros programas que se ejecutan en la PC en segundo plano
  • La configuración del juego está demasiado alta
  • Ejecución en una resolución más alta de la necesaria

Cómo aumentar FPS en una PC

Si quieres saber cómo aumentar la velocidad de fotogramas sin comprar hardware nuevo, a continuación se darán a conocer las mejores características que puedes aplicar por tu cuenta.

Actualizar controladores de gráficos y video

Los fabricantes de tarjetas gráficas tienen un gran interés en garantizar que todos los videojuegos nuevos y populares funcionen bien en su propio hardware.

AMD, NVIDIA e Intel lanzan regularmente controladores con mejoras de rendimiento en sus gráficas, por lo tanto, para aumentar el rendimiento de la GPU, es importante descargar e instalar los controladores más recientes para tu gráfica.

Por lo general, puedes descargar los controladores más recientes para tu GPU en el sitio web del fabricante. Sigue los pasos del asistente de instalación para instalar un nuevo controlador y asegúrate de verificar cualquier configuración de actualización automática para asegurarte de que el controlador permanezca actualizado en el futuro.

–>  Consulta el artículo sobre Cómo elegir la Mejor Tarjeta Gráfica del año para obtener más información

Optimizar la configuración del juego

Maximizar la configuración del video hará que tus juegos se vean geniales, a menos que tengas el hardware para manejar los cálculos, es posible que te quedes con una presentación de diapositivas y no una experiencia de verdad.

Descartar la configuración de los videojuegos es una forma confiable de darle un gran impulso a los FPS.

Las opciones disponibles dependerán completamente del videojuego, aunque las cosas importantes a tener en cuenta generalmente se encuentran en ‘Posprocesamiento’ y ‘Efectos especiales’.

Estas opciones agregarán características como rayos de sol, floración y desenfoque de movimiento, tomando una gran cantidad de potencia de procesamiento para un mínimo impacto.

Del mismo modo, las opciones de física de juegos como NVIDIA PhysX y AMD TressFX requieren una gran cantidad de potencia de procesamiento por una diferencia insignificante.

Si los FPS aún son bajos después de deshabilitar los efectos especiales, las opciones de ‘Distancia de renderizado’ y ‘Calidad de textura’ son las que se deben reducir a continuación.

Descartarlos puede tener un efecto en la calidad visual, aunque también tendrá un impacto positivo en los FPS.

Reducir la resolución de pantalla

Las resoluciones más altas aumentan la cantidad de píxeles que tu placa gráfica necesita para renderizar, lo que puede reducir significativamente los FPS. Idealmente, si quieres ejecutar juegos con la misma resolución que tu pantalla.

Sin embargo, si tienes dificultades para mantener suficientes FPS incluso después de reducir otras configuraciones, es posible que quieras reducir la resolución de tu pantalla. Casi todos los juegos tendrán la opción de hacer esto en su menú de configuración de gráficos.

Cambiar la configuración de la placa gráfica

AMD y NVIDIA proporcionan paneles de control donde puedes cambiar la configuración de rendimiento de tus gráficas. Hay un par de opciones en ambos paneles de control que pueden aumentar los FPS de tus juegos favoritos.

La opción más importante es cambiar el modo de energía al máximo, lo que significa que tu placa de video no intentará ahorrar electricidad ni será más eficiente al reducir la potencia de procesamiento.

Para obtener instrucciones sobre cómo usar los paneles de control y cambiar el modo de energía, consulta los sitios web de AMD y NVIDIA.

Invertir en software para aumentar FPS

El software para aumentar los FPS promete aumentar la velocidad de fotogramas en los videojuegos, pero si ya has tomado medidas para optimizar tus FPS con otros métodos, probablemente no notarás mucha diferencia.

Lo que puede hacer el mejor software de optimización de juegos es detener o ralentizar los procesos en segundo plano, liberando potencia informática y que tus juegos se ejecuten con mayor fluidez.

Microsoft agregó el modo de juego con Windows 10, al que puedes acceder presionando la tecla de Windows + G cuando tu juego se está ejecutando. Este modo puede reducir el impacto de otros programas que se ejecutan en la PC, aunque sería mejor cerrar esos programas directamente en el Administrador de Tareas.

Razer tiene un software llamado Cortex que prioriza los recursos de procesamiento para los juegos y hace otras funciones como apagar el modo de suspensión del procesador.

Cortex es completamente gratuito, por lo que no te vendrá mal probarlo, aunque no esperes ninguna mejora espectacular en el rendimiento.

Configuraciones de gráficos simple

Antialiasing

El efecto antialiasing, conocido como AA, es una técnica en el desarrollo de gráficos por computadora para suavizar los bordes rugosos pixelados o irregulares en los gráficos.

La mayoría ha encontrado en estos gráficos de computadoras, un aspecto pixelado o irregular, lo que el anti-aliasing hace es que para cada píxel de la pantalla, toma una muestra de los píxeles circundantes e intenta mezclarlos para que parezcan uniformes.

Muchos juegos te permiten encender o apagar el AA, así como establecer una frecuencia de muestreo AA expresada como 2x AA, 4x AA, 8x AA, y así sucesivamente. Lo mejor es configurar AA junto con la resolución adecuada de gráficos / monitor.

Las resoluciones más altas tienen más píxeles y solo necesitan 2x AA para que los gráficos se vean suaves y funcionen bien, mientras que las resoluciones más bajas pueden necesitar un ajuste de 8x para suavizar los objetos en pantalla.

Si estás buscando una ganancia directa en rendimiento, entonces reducir o apagar el antialiasing por completo debería darte un impulso.

Filtrado anisotrópico

En gráficos 3D por computadora, generalmente los objetos distantes en un entorno 3D usarán mapas de textura de baja calidad que pueden aparecer como borrosos, mientras que los objetos más cercanos usan mapas de textura de alta calidad para obtener mayores detalles.

Proporcionar mapas de alta textura para todos los objetos en un entorno 3D puede tener un gran impacto en el rendimiento global de los gráficos y es donde entra el ajuste de Filtrado anisotrópico o AF.

AF es bastante similar a AA en términos del entorno y lo que puede hacer para mejorar el rendimiento. Reducir la configuración tiene sus desventajas, ya que una mayor parte de la vista utilizará una textura de menor calidad haciendo que los objetos aparentemente cercanos parezcan borrosos.

Las frecuencias de muestreo de AF pueden variar de 1x a 16x y ajustar esta configuración puede proporcionar una mejora notable en el rendimiento de una tarjeta gráfica vieja. Esta configuración se está convirtiendo en una menor causa en la caída de rendimiento de las placas gráficas más nuevas.

Dibujado a distancia / Campo de visión

La configuración del dibujado a distancia o la vista a distancia y el campo de visión, se utilizan para determinar lo que verás en la pantalla y son más relevantes para los juegos de disparos en primera y tercera persona.

La configuración de la vista del dibujado a distancia se utiliza para determinar qué tan lejos se ve un objeto a la distancia mientras que el campo de visión determina más la vista periférica de un personaje en un juego de disparos en primera persona.

En el caso de la distancia de dibujado y el campo de visión, cuanto mayor sea la configuración, la tarjeta gráfica tendrá que trabajar más para renderizar y mostrar la vista, sin embargo, el impacto en su mayor parte, debería ser lo bastante mínimo, lo que es posible que una reducción no refleje una velocidad de cuadros por segundo mejorada.

Iluminación / Sombras

Las sombras en un videojuego contribuyen a su aspecto general, agregando un sentido de suspenso a la historia que se cuenta en la pantalla. La configuración en la calidad de las sombras determina qué tan detalladas o realistas se verán las sombras en un juego.

El impacto de esto puede variar de escena a escena en función de la cantidad de objetos y la iluminación, pero puede tener un impacto mucho mayor en el rendimiento general.

Si bien las sombras pueden hacer que una escena se vea correctamente bien, es probable que sea la primera configuración que se reduzca o se apague para conseguir una ganancia en el rendimiento cuando se ejecuta una tarjeta gráfica vieja.

Resolución

La configuración de la resolución se basa tanto en lo que está disponible en el videojuego como en el monitor. Cuanto mayor sea la resolución, mejor se verán los gráficos, todos esos píxeles adicionales añaden detalles a los entornos y objetos mejorando su apariencia.

Sin embargo, las resoluciones más altas vienen con una compensación, ya que hay más píxeles para mostrar en la pantalla, de esta manera, la tarjeta gráfica necesitará trabajar más para renderizar todo y puede disminuir el rendimiento.

Reducir la configuración de resolución en un videojuego es una forma sólida de mejorar el rendimiento y la velocidad de cuadros por segundo, pero si te has acostumbrado a jugar con resoluciones más altas y verlos con mayores detalles, es posible que desees ver otras opciones, como desactivar el AA / AF o ajustando la iluminación / sombras.

Detalle / Calidad de la textura

Las texturas en términos más simples, se pueden considerar como un fondo de pantalla para gráficos de computadora. Son imágenes que se colocan sobre objetos / modelos gráficos.

Por lo general, esta configuración no afecta tanto la velocidad de cuadros por segundo de un juego, por lo que podrás asegurarte de tener este conjunto de características con una calidad superior a otras configuraciones como la iluminación / sombras o el AA / AF.

Preguntas frecuentes

¿Qué determina la velocidad en FPS de un videojuego?

Hay una serie de factores que contribuyen a la velocidad de fotogramas de un juego o al rendimiento de fotogramas por segundo.

Las áreas que pueden afectar la velocidad de cuadros / FPS de un juego incluyen:

  • Hardware del sistema, como la tarjeta gráfica, la placa base, la CPU y la memoria RAM.
  • Configuraciones y resoluciones gráficas dentro del juego.
  • Qué tan bien se optimiza y desarrolla el código del videojuego para el rendimiento gráfico.

Este artículo se centrará en los primeros dos puntos, ya que el último está fuera del enfoque de este tema, y que además se confía en que el desarrollador del videojuego haya escrito un código optimizado para los gráficos y su rendimiento.

El factor que más contribuye a la velocidad de los fotogramas o al rendimiento en FPS de un juego es la tarjeta gráfica y el microprocesador.

En términos básicos, la CPU de la computadora envía información o instrucciones de programas y aplicaciones, en este caso, la del videojuego a la tarjeta gráfica que a su vez, procesará las instrucciones recibidas, renderizará la imagen y la enviará al monitor para su visualización.

Existe una relación directa entre la CPU y la GPU, y el rendimiento de la tarjeta gráfica depende del microprocesador y viceversa. Si una CPU no tiene potencia suficiente, no tiene sentido actualizar a la última y mejor tarjeta de video gamer si no vas a poder hacer uso de toda su potencia de procesamiento.

No hay una regla general para determinar qué tarjeta gráfica / microprocesador es la mejor, pero si la CPU es de gama media a gama baja de unos 18-24 meses, hay una buena probabilidad de que ya se encuentre en el umbral mínimo de los requisitos mínimos del sistema.

De hecho, es probable que una buena parte del hardware de la PC sea superada por nuevo hardware y mejor dentro de los 0-3 meses posteriores a la compra. La clave es intentar encontrar el equilibrio correcto entre los gráficos y la resolución del juego.

¿Qué cantidad de FPS es aceptable para los videojuegos?

La mayoría de los videojuegos actuales se desarrollan con el objetivo de alcanzar una velocidad de fotogramas de unos 60 – 120 FPS, pero se considera aceptable entre 30 – 60 FPS.

Eso no quiere decir que los juegos no puedan exceder los 60 FPS, de hecho, muchos lo hacen, pero cualquier cosa que se encuentre por debajo de los 30 FPS, las animaciones podrán comenzar a verse entrecortadas y mostrar una falta de movimiento fluido.

Los tasas de fotogramas reales por segundo que experimentas varían a lo largo del juego en función del hardware y de lo que pueda estar sucediendo en el juego en cualquier momento.

En términos de hardware, como se mencionó anteriormente, la tarjeta gráfica y el microprocesador jugarán un papel importante en lo que se refiere a cuadros por segundo, aunque también el monitor podrá afectar los FPS.

Muchos monitores LCD se configuran con una frecuencia de actualización de 60 Hz, lo que significa que cualquier elemento por encima de los 60 FPS no será visible.

Junto al hardware y a juegos de alta calidad que tienen secuencias de acciones intensas de gráficos pueden afectar los FPS del juego debido a una gran cantidad de objetos en movimiento, física, cálculos de objetos, entornos 3D y mucho más.

Los videojuegos más nuevos también pueden requerir versiones superiores de un modelo de sombreado de DirectX que una tarjeta gráfica pueda admitir.

Si la GPU no cumple con los requisitos del modelo de sombreado, generalmente podrá ocurrir un rendimiento deficiente, baja velocidad de cuadros o incompatibilidad.

¿Cómo se pueden medir los FPS en un juego?

Hay una serie de herramientas y aplicaciones disponibles para que puedas medir la velocidad de fotogramas o fotogramas por segundo de un videojuego mientras juegas. El más popular y que muchos consideran el mejor se llama Fraps.

Fraps es una aplicación independiente que se ejecuta en segundo plano para cualquier juego que utilice DirectX o la API OpenGL (Interfaz de Programación de Aplicaciones OpenGL) y sirve como una utilidad de comparación que mostrará los fotogramas actuales por segundo de tu monitor, así como la medida en FPS desde el inicio hasta el final.

Además de la funcionalidad de evaluación comparativa, este software también tiene una función para hacer capturas de pantalla del videojuego y capturas de videos en el juego en tiempo real.

Si bien la funcionalidad completa de Fraps no es gratuita, ofrecen una versión gratuita con limitaciones que incluyen la evaluación comparativa en FPS, 30 segundos de captura de video y capturas de pantalla en formato .bmp.

Existen algunas aplicaciones alternativas a Fraps, como Bandicam, pero también tendrás que pagar si quieres una funcionalidad completa.

¿Cómo se puede optimizar la configuración del juego para mejorar los FPS y su rendimiento?

Como se mencionó anteriormente, hay dos cosas principales que puedes hacer para mejorar la velocidad de fotogramas / cuadros por segundo y el rendimiento general de un videojuego.

1. Actualiza los componentes de hardware; o 2. Ajusta la configuración gráfica del juego.

Dado que la actualización del hardware es un hecho para un mejor rendimiento, aquí nos centramos en las diferentes configuraciones gráficas de los juegos y en cómo pueden ayudar o reducir el rendimiento y la velocidad de fotogramas.

La gran mayoría de los videojuegos de computadoras instalados con DirectX / OpenGL, a día de hoy vienen con media docena o más de configuraciones gráficas que pueden ajustarse para mejorar el rendimiento del hardware y con suerte, aumentar FPS.

Después de la instalación, la mayoría de los juegos detectarán automáticamente el hardware de la PC que está instalado y establecerán los ajustes gráficos del juego en consecuencia para un rendimiento óptimo. Dicho esto, hay algunas cosas que los usuarios pueden hacer para ayudar a mejorar aún más el rendimiento en la velocidad de fotogramas.

Es fácil decir que la reducción de todas las configuraciones encontradas en la configuración gráfica de un juego proporcionaría rendimiento porque lo haría. Sin embargo, se cree que la mayoría de los usuarios quieren obtener el equilibrio correcto en rendimiento y apariencia de su propia experiencia en jugabilidad.

A continuación se incluye la definición de algunos ajustes gráficos comunes que están disponibles en muchos videojuegos que el usuario podrá ajustar manualmente.

👉 DEFINICIÓN DE LAS TARJETAS GRÁFICAS PARA PC

Si este contenido te ha resultado interesante, puedes contribuir con tu voto
[Votos: 2 Promedio: 4]