Guía del comprador con los mejores modelos y tipos de placa base para computadoras personales

Las placas bases son la columna vertebral de todos los sistemas informáticos personales ya que permiten interconectar cada módulo o placa de hardware sin producir incompatibilidades en su funcionamiento.

Una buena elección sobre los diferentes tipos de placa base que existen determina cosas tales como cuál tipo de microprocesador podrá utilizar, cuánta memoria RAM podrá tener, qué tipo de periféricos y/o tarjetas de expansión podrán conectarse y qué características podrán admitir.

Debido a todo esto, es importante saber lo que necesitas al seleccionar la placa madre correcta. Este componente de hardware es esencial analizar en un primer momento para posteriormente interconectar sin inconvenientes el resto de módulos.

tipos de placa base


Características internas de una placa base

Soporte para el microprocesador

Una placa base generalmente tiene un tipo de zócalo para microprocesador específico. Este zócalo determinará el estado físico del procesador AMD o Intel que se puede instalar en el mismo.

Además de esto, el conjunto de chips de una placa base determinará qué modelo de microprocesadores específicos se pueden utilizar con un tipo de modelo de placa base.

Debido a esto, normalmente es conveniente disponer de una mejor idea qué tipo de procesador pretendes utilizar para una computadora de escritorio antes de elegir los tipos de placa madre adecuados a tus necesidades.

Tamaño de la placa base o factor de forma

¿Estás buscando montar un gabinete de escritorio tipo torre repleta de características para tener mucho rendimiento? ¿Tal vez necesites algo un poco más compacto?

Las placas base vienen en tres factores de forma tradicionales: ATX, micro-ATX (mATX) y mini-ITX. Cada uno de estos se define por las dimensiones específicas que tienen los PCB de las placas base. El tamaño físico de la placa también tiene implicaciones para la cantidad de puertos y ranuras integradas que tienen.

Por ejemplo, una placa base ATX generalmente contará con alrededor de cinco ranuras PCI-Express y/o PCI en total. Una placa base mATX generalmente solo contará con tres ranuras en total. La placa base mini-ITX es tan pequeña que por lo general, solo cuenta con una única ranura destinada para tarjetas gráficas PCI-Express x16.

Lo mismo es cierto tanto para las ranuras de la memoria RAM (4 para ATX, 2 o 4 para mATX, 2 para mini-ITX) como para los puertos SATA (6 o más para ATX, 4 a 6 para mATX, 2 a 4 para mini-ITX)

Tipo de arquitectura de la memoria RAM

Como se mencionó anteriormente, el chipset juega un papel directo en la selección de qué procesador se puede utilizar con una placa base compatible. El chipset también determina qué tipo y velocidad de memoria se puede instalar.

El tamaño de la placa base y el número de ranuras de memoria también determinarán la cantidad total de memoria RAM que se puede instalar.

Debes tener en cuenta la cantidad de memoria que necesitarás en la computadora, así como también si quieres agregar alguna posteriormente para actualizar.

Para mayor información, quizás pueda interesarte La guía de la memoria RAM para PC de escritorio y para Laptop.

Ranuras de expansión y conectores

El número y tipo de ranuras de expansión y conectores son importantes para lo que vayas a incorporar posteriormente en la computadora.

Si tienes periféricos que requieren un conector o tipo de ranura específico, como USB 3.0, eSATA, Thunderbolt, HDMI o PCI-Express, debes asegurarte de conseguir una placa base que admita ese tipo de conexiones.

Siempre es posible conseguir una tarjeta de expansión para agregar algunos conectores, pero esto no siempre es cierto y normalmente funcionan mejor cuando están integrados en el conjunto de chips de la placa base.

Características extras de una placa base

Las características extras agregadas a la placa base, no siempre son necesarias pero son útiles. Pueden incluir módulos como un controlador inalámbrico, de audio o RAID integrado.

Si la placa base tiene más características de las que necesita, no es un problema, ya que muchas pueden desactivarse en el BIOS. Estas características de la tarjeta madre de una computadora pueden ahorrarte tiempo y dinero al no requerir tarjetas de expansión adicionales.

  • Configuración del BIOS
  • ¿Qué es RAID?
  • Gráficos virtuales
  • Almacenamiento en caché del SSD
  • Múltiples tarjetas gráficas

Función de overclocking

Si planeas overclockear el microprocesador, debes asegurarte de que la placa base lo soporte. Por ejemplo, el chipset debe ser capaz de soportar el ajuste de los multiplicadores y voltajes de la CPU que no todos los chipsets permiten.

Además, las partes de la placa madre esenciales que ofrecen administración de energía mejorada y capacidades sólidas pueden ofrecer un mejor nivel de estabilidad.

Finalmente, el overclocking puede exigir a los componentes, por lo que cualquier elemento adicional de disipación de calor también puede ser beneficioso si vas a realizar una función de overclocking muy importante. 

Para mayor información, quizás te pueda interesar Qué es el overclocking?


Artículos relacionados de interés

DEFINICIÓN DE LAS PLACAS BASES PARA PC